Nicaragua (2016). Elizabeth Peralta tiene 28 años y está a punto de dar a luz a su tercer hijo. Reside en una zona rural de la localidad de Pantasma, una región montañosa del centro de Nicaragua, donde viven 52.801 personas. De ellas, 15.761 son mujeres en edad fértil, las cuales dan a luz cerca de 1.400 bebés al año. Pantasma es una de las regiones más pobres de Nicaragua, donde la Iniciativa Salud Mesoamérica, junto con el Ministerio de Salud de Nicaragua, están desarrollando sus operaciones desde el año 2012 con el objetivo de mejorar el acceso a la salud del 20% más pobre de la población, especialmente mujeres y niños.

A la situación de pobreza que sufren gran parte de los habitantes de esta localidad, se le suma la dispersión de su población, que se distribuye por cientos de pequeñas aldeas, algunas de ellas, situadas a más de dos horas de camino en vehículo todoterreno de la principal ciudad, donde se encuentra el hospital.

Una situación parecida se vive en la región de la Dalia, también situada en la montañosa región central de Nicaragua. El 84% de sus 72.200 habitantes vive en áreas rurales, alejadas en varias horas de camino en coche de la principal ciudad. Es el caso de Reina Calero, que vive en una comunidad situada a más de dos horas en coche del principal hospital de la Dalia.

Lee la historia completa en www.saludmesoamerica2015.org