Kim Simplis Barrow y Reema Carmona participaron en la consulta subregional en Barbados organizada por agencias de la ONU y sus aliados para la adaptación de la Estrategia Mundial en el contexto del Caribe

Barbados, 2 de junio de 2017- La esposa del Primer Ministro de Belice y Enviada Especial para las Mujeres y los Niños, Kim Simplis Barrow, y la Primera Dama de Trinidad y Tobago, Reema Carmona, manifestaron su apoyo a la regionalización de la Estrategia Mundial para la Salud de la Mujer, la Niñez y la Adolescencia 2016-2030 del Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas para la sub-región del Caribe. La Estrategia Mundial busca poner fin a la mortalidad prevenible de mujeres, niños, niñas y adolescentes; lograr su salud y su bienestar; y ampliar los entornos propicios para que esta población pueda prosperar.

¨Este encuentro llega en el momento justo y necesario¨, afirmó Carmona durante su participación en la consulta organizada por el Mecanismo Regional de Coordinación de la Estrategia Mundial para la Salud de la Mujer, la Niñez y la Adolescencia para adaptarla al contexto caribeño. Delegados de 18 países y territorios del Caribe participan del encuentro que tuvo lugar el 1 y 2 de junio de 2017 en Barbados, incluyendo participantes de varios ministerios, sociedad civil, academia, además de las agencias de las NNUU y otros socios involucrados en el mecanismo de coordinación (Banco Interamericano de Desarrollo, Banco Mundial, Organización Panamericana de la Salud, ONUSIDA, UNICEF, UNFPA y USAID).

Carmona destacó su compromiso con la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible y la Estrategia Mundial que se alinea con esa agenda. “Esta estrategia es un imperativo si no queremos dejar a nadie atrás”, dijo. “Puede que no sea una experta en salud, pero mi formación como economista me recuerda que una población saludable, incluida la de sus mujeres y niños, se refleja muy bien en las economías de escala de cualquier nación progresista”, dijo la Primera Dama de Trinidad y Tobago.

Señaló una serie de temas que, a su juicio, deberían tenerse en cuenta en la adaptación de la Estrategia Global. Entre ellos, mencionó la necesidad de establecer más atención de cuidados paliativos, “que sean accesibles a todos sin importar la geografía, estado o situación financiera”. También mencionó la urgencia de contar con procesos de aprobación de medicamentos más ágiles que pudieran seguir los estándares internacionales prescritos, siguiendo el ejemplo de las Bahamas. “Esto no sólo ahorraría tiempo, sino también dinero para los gobiernos y la disponibilidad de drogas disminuiría la morbilidad y mortalidad de los pacientes, aliviando el sufrimiento de nuestros seres queridos”, agregó. Carmona resaltó la necesidad de crear una fuerza laboral más motivada y productiva y ciudadanos más saludables para prevenir enfermedades no transmisibles, así como involucrar a los niños, niñas y adolescentes en su propio cuidado y bienestar al empoderarlos y convertirlos en promotores de la prevención de la obesidad infantil; usar las redes sociales como una manera de llegar a la generación joven; y pedir la reforma legislativa para erradicar el matrimonio infantil.

La Estrategia Mundial se construye sobre la base de la iniciativa de la ONU Todas las Mujeres, Todos los Niños, que un grupo de primeras damas del Caribe, entre ellas Carmona y Simplis Barrow, han trabajado durante los últimos dos años para hacerla realidad. Su adaptación subregional como Todas las Mujeres del Caribe, Todos los Niños del Caribe, ha proveído una plataforma de abogacía y acción con eje en determinantes sociales clave que influyen negativamente en el desarrollo de los países.

Simplis Barrow señaló en su discurso que la nueva Estrategia Mundial está en línea con Todas las Mujeres del Caribe, Todos los Niños del Caribe, y calificó el encuentro como una oportunidad para trazar el camino a seguir en función de las prioridades, políticas y agendas de desarrollo de la subregión.

La esposa del Primer Ministro de Belice indicó que la reducción del embarazo adolescente, el cáncer cervicouterino, el VIH, la eliminación de la transmisión maternoinfantil del VIH, el matrimonio infantil y el tráfico humano son algunas de estas prioridades. ¨Todavía demasiadas mujeres, niños, niñas y adolescentes tienen poco o ningún acceso a servicios de salud y educación esenciales y de calidad¨, subrayó, y agregó: “diariamente enfrentan violencia y discriminación, no pueden participar plenamente en la sociedad”.

La nueva Estrategia Mundial coloca en su centro también a los adolescentes. En el Caribe, son aproximadamente 1,6 millones. La mitad de ellos son mujeres y se estima que el 20% de las mujeres en el Caribe han tenido al menos un hijo antes de cumplir 19 años.

“Las inversiones que hagamos hoy en la salud y el bienestar de las mujeres, niños, niñas y adolescentes nos ayudarán a construir sociedades más pacíficas, sostenibles e inclusivas para las futuras generaciones¨, afirmó Simplis Barrow. Para esto, consideró, ¨debemos asegurarnos de perseguir un abordaje coordinado, solidario, sostenible financieramente y en asociación con otros”.