Dr. César Núñez, director regional de ONUSIDA para América Latina y el Caribe.

Mensaje durante el Día Mundial de la lucha contra el SIDA.

“El derecho a la salud es un derecho humano fundamental. Es el derecho de todas las personas a disfrutar de una salud mental y física de acuerdo a los estándares lo más altos posibles”. Para que se cumpla, “es imperativo que todos y todas, sin distinción de raza, sexo, etnia, orientación sexual, identidad de género o estrato social accedan a la prevención y el tratamiento de cualquier enfermedad, que la salud sea asequible o gratuita y que los servicios de salud sean de calidad y libres de discriminación”.

Recalcó que “este derecho además no se refiere solo a medicinas y servicios: está intrínsecamente relacionado con otras importantes garantías, como tener acceso a una educación integral de calidad, a una buena nutrición, vivir libres de violencia y contar con condiciones saludables de trabajo”.

Núñez insistió en que “las inequidades en el acceso a la salud no son aceptables y tienen que ser erradicadas. Los Estados tienen el deber de respetar, proteger y garantizar el derecho a la salud de sus ciudadanos”.

Puede leer la transcripción completa del mensaje aquí.